Software en la nube (una breve introducción)

Entendemos por software en la nube, aquel que reside en unos equipos remotos, fuera de nuestro control. El Software Cloud usa potentes equipos remotos para almacenar datos y ejecutar las aplicaciones.

Actualmente estamos viendo el auge del paso del software “Tradicional” al llamado “software en la nube”, cambiando el modelo compra de licencias hacia un modelo de alquiler del software, con un pago periódico según el uso que se haga del mismo (normalmente identificado por  recursos utilizados, volumetría,  número de utilizadores, etc..)

Una de las modalidades más utilizadas es el uso de soluciones cloud llamadas “Software as a Service o SAS”, lo cual implica que no se tenga que comprar o alquilar el hardware donde se ejecuta la aplicación, sino que se paga por el uso de dicha aplicación que se ejecuta en los servidores de los proveedores de servicios.

Las principales características del software en la nube son las siguientes:

Coste del software:

El paso del pago de licencias al pago por uso o alquiler, permite adaptar más fácilmente el crecimiento de funcionalidades y el uso del software al crecimiento de la empresa.

Otra de las grandes ventajas es que no es necesaria la amortización de la licencia.

Instalación y Soporte

Con el software Cloud ya no es necesaria la instalación de las aplicaciones en los terminales de los distintos usuarios. Adicionalmente, los recursos utilizados por estos tipos de aplicativos basados en tecnología web son menores, con lo cual los requisitos necesarios para su ejecución son menores, disminuyendo las necesidades de renovación de hardware de los equipos de los usuarios de la empresa.

Todas las actualizaciones se realizan por parte del proveedor en los servidores que están en la nube, por lo cual no es necesaria intervención del equipo IT para realizar actualizaciones del software.

En los modelos SAS, el proveedor también se encarga del mantenimiento de los sistemas operativos, actualizaciones de seguridad, versiones, etc…

Acceso al software

El hecho de disponer de la aplicación en internet permite el acceso desde cualquier lugar, con el simple hecho de disponer de un ordenador y una conexión a Internet.

Si el software se ha diseñado con la característica de ser multidispositivo (responsive software), se puede acceder a él desde cualquier dispositivo con acceso a internet, (portátil, Tablet, Smartphone), lo cual facilita entornos de trabajo en movilidad y el teletrabajo.

Seguridad

La seguridad ha sido siempre el principal temor para abordar el uso de software cloud. Siempre nos preguntamos si la nube es lo suficientemente segura para almacenar los datos Core de mi negocio.

Partiendo de la premisa de que el mundo digital nunca es lo suficientemente seguro, nuestros datos siempre estarán más seguros en un lugar especializado que en un servidor in-house, que deberemos mantener al día en cuanto a parches de seguridad, antivirus, logs de acceso, etc…

Por otro lado, el proveedor se encarga de realizar las copias de seguridad del sistema y mantenerlas a buen recaudo.

Tipos de nube:

Para comprender este tipo de software, debemos conocer los distintos tipos de nube existentes:

Cloud Privado: En este modelo, la propiedad de la nube es de la empresa, que la habilita para un uso exclusivo. La empresa tiene el control total sobre el servicio, pero este modelo requiere mayores inversiones en seguridad, tanto de los datos como de la plataforma.  En este modelo se puede alquilar un servidor en un proveedor de forma exclusiva o bien instalar la aplicación en un servidor de la empresa.

Cloud público: En este modelo el servicio pertenece al proveedor, al cual alquilamos el uso del software y hardware de los servidores. El modelo publico mantiene la seguridad de los datos, asegurando el uso restringido solo a la empresa que contrata el servicio, pero los recursos utilizados a nivel de infraestructura se comparten entre varias empresas. El coste para la empresa es menor, pero el control de factores como la disponibilidad dependerá del proveedor y del contrato de servicio.

Cloud híbrido: Es la combinación de los otros dos modelos. Combinan soluciones alojadas en cloud privado y soluciones alojadas en cloud público para generar una plataforma homogénea. Un ejemplo seria habilitar el BackOffice, el CRM y repositorio de datos (base de datos) en modo cloud privado en los servidores exclusivos, sean propios de la organización o de un proveedor, y utilizar las plataformas de acceso a cliente, plataformas de venta, tarificadores comparativos, … en modelo SAS, alojados en la nube pública. Para este modelo es imprescindible la correcta integración de las herramientas.


Acerca del autor de este post:

Ramon Guinart, Director Funcional de MPM Software

 

Ramon Guinart
Director Funcional de MPM Software

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s