Transformación Digital, Innovación, Tecnología (I)

En este nuevo Apunte y bajo el título de Transformación Digital, Innovación y Tecnología : Los Retos de la Mediación (Parte I) seguimos profundizando en el concepto y detalle de dicho proceso.

Cuando presentamos, en el primer apunte, el concepto de Correduría Inteligente hicimos especial énfasis en el proceso de Transformación Digital en el que están inmersos la mediación, y el sector en general.

Si algo hay que nadie discute es que no es un proceso sencillo. Ni en su planteamiento, ni en su implementación. De hecho, ni tan siquiera está clara su evolución.

Y la dificultad crece porque un cambio de esta magnitud requiere tiempo y recursos que muchas veces no están disponibles. Aún así, “el 84% de los directivos de aseguradoras consideran que el sector se están adaptando al reto digital con suficiente rapidez” (1)

Transformación Digital, Innovación, Tecnología

Es un proceso estratégico que influye de forma transversal en el funcionamiento de toda organización.

Las tecnologías se incorporan a este proceso de forma imparable y a todos los niveles. Se incorporan “al ADN de la empresa, a su propuesta de valor y a todos sus procesos”.

El entorno digital ha cogido el protagonismo en esta nueva situación y la tecnología, es el medio a través del cual nuevos procesos están revolucionando la forma en que el cliente se relaciona con la compañía y viceversa.

Resumiendo: la transformación digital es transversal, ineludible, imparable, consumidora de recursos y de tiempo y afecta a toda la correduría. A su organización, su propuesta de valor y a su relación con los clientes. ¡Un reto apasionante sin duda!

Una gran variedad de procesos se replantean de forma radical pues la innovación aporta unas soluciones tecnológicas muy novedosas. Procesos que se digitalizan en su totalidad, ganando en eficiencia y repercutiendo en un funcionamiento más eficaz de todos los componentes y flujos de la compañía.

¿Qué tecnología es la más eficaz? ¿Cómo se adaptan a cada negocio? ¿La tecnología actual en las corredurías permitirá este proceso de transformación?

Veamos 3 puntos de vista para responder a estas cuestiones.

Primero: El cliente es digital, multidispositivo y omnicanal

En muchos casos el cliente, en su comportamiento y en sus necesidades va más rápido que las empresas y les obliga a acelerar la velocidad de adaptación. Hay que responder de forma veloz y eficiente. El cliente ha cambiado, y sus necesidades también y ha planteado un auténtico reto a la mediación y también a las grandes compañías del sector.

En un reciente informe, la consultora Everis propone que la mejor forma de interactuar con el cliente  es facilitando su acceso a través de cualquier canal, ya sea digital o tradicional, de manera flexible e integrada.

Esta capacidad permite a la correduría optimizar la experiencia para cada cliente.

Y es que los datos refuerzan esta idea: el consumidor actual busca productos del sector asegurador por Internet en un porcentaje superior al 50%. Compara, busca opiniones y contenido relevante para su decisión final.

¡Hay que encarar el reto de la transformación digital!

Atención: El consumidor es digital, multidispositivo y omnicanal. Este nuevo comportamiento obliga a las empresas a reaccionar desarrollando e integrando nuevos canales de distribución y relación para atenderlo, interactuar, conversar, responder… en definitiva construir una relación duradera con él.

Pero, ¿y la tecnología? ¿qué papel juega?

Hemos visto al nuevo cliente y sus características. Ahora, ¿cómo influye la tecnología y la innovación en este nuevo enfoque, en esta nueva relación con el cliente?

Por un lado el comportamiento del consumidor y la irrupción de Internet. El concepto de “estar siempre conectado a la red” . Estar online. El consumidor por un lado y la empresa por otro se han adaptado, se han conectado. E interactúan en el sentido más amplio de la palabra, a todos los niveles, a todas horas y en todos los momentos del ciclo de compra.

Y por otro lado, los dispositivos móviles, smartphones y tablets. Sin bajar al detalle, se puede afirmar que el consumidor se desplaza conectado a través de su móvil. Puede interactuar con su entorno, esté próximo o no. De forma fácil y amigable. Siempre.

La capacidad de conectarse a la red desde cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier dispositivo ha multiplicado los momentos de contacto entre consumidor y empresa.

Se han generando más necesidades a la vez que más expectativas.

Hay más interacción, hay más diálogo.

CONCLUSIÓN:

La innovación tecnológica está permitiendo orientar la empresa hacia el cliente, un cliente que está conectado de forma permanente y con múltiples dispositivos.

Esta hiperconexión permite mayor contacto, mayor diálogo entre cliente y empresa a la vez que genera más necesidades y mayores expectativas.

 

¿ Qué veremos en la segunda parte del post?

Si nos imaginamos todo lo que hemos comentado, podemos ilustrarlo en una suma de conceptos con un resultado que nos dará que pensar…

Diálogo + tecnología + smartphones + omnicanalidad + internet + interaccion + necesidades + expectativas + ….. = Datos, datos y más datos

 

Deja un comentario