Transformación Digital, Innovación, Tecnología (II)

En la primera parte de este segundo Apunte, concluíamos que el proceso de transformación digital, está acompañado por una innovación tecnológica a todos los niveles. Las nuevas tecnologías y el mundo online están ayudando a la empresa a reorientarse hacia el cliente, en un entorno omnicanal y multidispositivo donde se generan múltiples momentos de contacto y dialogo.

Una de las consecuencias de este nuevo entorno digital es que las tecnologías recogen una gran cantidad de datos, en todos y cada uno de los momentos de esta relación cliente / empresa .

Apuntes de la Correduría Inteligente

Llegamos al segundo punto de vista sobre como responder al reto de la transformación digital.

Segundo: datos, datos y más datos..¿ Qué hacemos con ellos ?

La tecnología ha puesto a disposición de las empresas muchas herramientas innovadoras.

Pero el entorno digital ha significado también un cambio en la capacidad de recoger y procesar información. Conceptos como big data, business intelligence, analitica web etc… ya nos son familiares.

Y son importantes porque no solo son capaces de proporcionar datos sobre el comportamiento de los clientes, sino que ayudan a definir mejoras en los procesos de la empresa.

Como se ha dicho, los datos y su análisis permiten conocer, como nunca antes se había podido hacer, al cliente, sus necesidades y su comportamiento.

Así, la correduría puede adaptarse mejor a este cliente  y, sobre todo, personalizar muchas de las acciones, campañas y promociones.

Conocer al cliente y personalizar la relación con él lleva a una mejora en muchas de las variables clave del negocio (desde ratios de renovación a disminución del abandono, etc…).

Y eso no es todo. Este conocimiento permite y permitirá además que la correduría pueda proponer mejoras en productos existentes, mejores productos y porqué no, mejoras en procesos de venta de los mismos.

Las grandes compañías del sector están trabajando en ello. Sin ir más lejos, el tratamiento de esta gran cantidad de datos vislumbra cada vez más la posibilidad de optimizar el riesgo, afinar procesos de tarificación y pricing, etc… En definitiva poder individualizar, por ejemplo, el cálculo de las primas.

CONCLUSIÓN:

Los datos y su análisis permiten diseñar nuevos productos o mejorar y adaptar los existentes a la vez que permiten optimizar procesos.

Con nuevos o mejores productos / procesos, las corredurías darán un paso adelante y se colocarán en una posición de clara ventaja competitiva. Se habrán adaptado al nuevo entorno y estarán más cerca del cliente y de su demanda.

El reto existe y el sector lo conoce. Se es consciente que se está en el proceso de transición hacia el mundo digital. Y el big data cobra, como hemos visto, cada vez más protagonismo.

¡Otra razón de peso para encara la transformación digital!

business intelligence

¿Y que ocurre con nuestra propia organización?  Evidentemente, no está al margen. Es más, está en el centro de todo.

Llegamos al tercer punto de vista.

Tercero: en busca de la productividad y eficiencia perdida

En un entorno de claro enfoque al cliente, la correduría inteligente será aquella que interprete adecuadamente los cambios a realizar en su estructura, su organización, su equipo y sus procesos de trabajo.

En cierto modo, vamos a bordo de un avión supersónico y digital que se llama cliente, con una tripulación formada para vuelos de paseo, y un motor y una cabina de mando analógicos.

La transformación digital requiere una infraestructura moderna, adaptada y preparada.

Desde la logística, operaciones, marketing y ventas y soporte hasta la propia infraestructura y gestión interna de la organización.

Las correduría  deben evolucionar hacia  organizaciones optimizadas y eficientes a lo largo de toda su cadena de valor. Corredurías caracterizadas especialmente por su capacidad de adaptación a los cambios de manera dinámica y rentable.

Las tecnologías ayudarán a mejorar los procesos mediante plataformas más completas y tecnológicamente avanzadas.

Porque la posibilidad de tenerlo todo conectado, en tiempo real y con la posibilidad de conocer al instante cualquier incidencia de cualquier actor genera unas expectativas aún complejas de definir.

CONCLUSIÓN:

La transformación digital es un reto para toda la correduría.

Sus pilares son:

  • Una estrategia orientada hacia el cliente.
  • Un modelo de comunicación omnicanal.
  • Una organización adaptable y eficiente.
  • Tecnología escalable, abierta y flexible que soporte la velocidad de los cambios digitales y el análisis continuado de datos
  • Una oferta adaptada a las necesidades y expectativas de los Millennials y la Generación Z.
  • Un soporte en formación y gestión para mantener la evolución constante.

 

Fuentes:

  1. (2) (3) Inese Data

 

Deja un comentario