Tendencias 2019 en la Correduría Inteligente

No hay ninguna duda de que la rápida evolución tecnológica que está teniendo lugar en el sector sigue forzando a la correduría a acelerar su transformación digital. Y todo indica que será así a lo largo de todo el 2019. Es pues el momento de examinar las tendencias 2019 en la Correduría Inteligente.

Durante el año anterior, algunas innovaciones tecnológicas han empezado a ver la luz en forma de aplicaciones prácticas. Y es el momento de hacer una repaso general sobre lo que los expertos indican que va a ocurrir a lo largo de los próximos meses.

Tendencias 2019 en la Correduría

Es necesario seguir insistiendo en que la mediación y el sector asegurador se encuentra en un proceso de transformación digital. Lento, complejo y, sin duda, irreversible.

El sector, desde un punto de vista general, está realizando un gran esfuerzo en esta transformación digital. La tecnología, como hemos dicho en los apuntes anteriores, impulsa a la vez que facilita el proceso. Ver apunte sobre Transformación Digital, Innovación y Tecnología

Así que en este año que empieza, seguiremos centrando nuestra atención en el CLIENTE, en la TECNOLOGÍA y en el ENTORNO DIGITAL. Tres puntos que influyen en cómo los productos y los procesos van cambiando y evolucionando hacia su mejora.

El cliente está en el centro gracias a una tecnología que en el entorno digital encuentra su mejor canal para relacionarse, de forma eficaz, personalizada, rápida y precisa.

Recientes estudios concluyen que el cliente (y el potencial cliente) hace un uso cada vez más intensivo de las nuevas tecnologías para buscar información y realizar cualquier tipo de transacción. Al mismo tiempo, las tecnologías evolucionan y automatizan estos procesos.

Así, la Inteligencia artificial es una de las tecnologías que han dado el salto y se empiezan a incorporar en procesos relativamente habituales. Uno de estos procesos es la interacción del cliente con la correduría.

Automatización de gestiones: ¿hacia una conversación casi humana?

La correduría inteligente tiene en su orientación al cliente una de sus características principales. Esta correduría debe adoptar soluciones tecnológicas para que esta orientación al cliente signifique ofrecer una atractiva experiencia de compra. Y el entorno digital es el ámbito para ello.

Esta correduría parte, en este aspecto, con una ventaja muy importante. La interacción con el cliente ya viene produciéndose de forma directa y personal, pero en el entorno llamado “offline”. Hay una experiencia acumulada en el trato, en el conocimiento de las necesidades del cliente, en el contacto y diálogo comercial.

Esta conversación puede ser ya trasladada al entorno digital, a las propias webs mediante el uso de los live chats y otras herramientas de conversación automatizada. La incorporación de la inteligencia artificial está mejorando el “aprendizaje” de estas herramientas de automatización de procesos de marketing hasta niveles de autenticidad insospechados hace muy poco.

Conclusión: orientación al cliente significa diálogo. Más diálogo y más interacción requiere automatizar procesos y los live chats, cuyo futuro pasa por la inteligencia artificial, podrían jugar un papel muy relevante.

La búsqueda por voz: el inicio de un gran cambio

En un futuro próximo las búsquedas por voz van a ganar terreno de forma exponencial. La irrupción de dispositivos inteligentes (en concreto los llamados altavoces inteligentes) de los grandes gigantes tecnológicos (Google Home de Google, Echo de Amazon o Home Pod de Apple) es la punta del iceberg.

Estos dispositivos probablemente provoquen un cambio en el proceso de búsqueda de información sobre productos y servicios. Y en consecuencia un cambio en la interacción posterior con los que proveen estos servicios. El sector del seguro y la correduría no son una excepción.

La correduría inteligente debe estar lista para ello. No se trata, al menos ahora, de estar preparado para hablar con Google Home si llama a la oficina y pide información. De hecho, es probable que no podamos identificar una llamada de un mecanismo de inteligencia artificial…



Se trata, en este caso, de ir implementando una estrategia de contenidos en la web para que estos “smart speakers” entiendan mejor lo que ofrecemos en nuestro escaparate digital.

Conclusión: La forma en que se busca y accede a la información online cambia y evoluciona hacia formatos más cómodos y más eficientes. El escaparate digital de la correduría inteligente deberá adaptar su contenido a dichos cambios

Los datos: más útiles cada día…..

La progresiva digitalización de procesos de todo tipo implica que muchos de los datos que antes tenían un soporte papel, un soporte físico, ahora ya no lo tengan. Tienen un soporte digital. Los datos se han transformado en una serie de ceros y unos. Y son capturables, medibles, clasificables y en definitiva, son analizables.

Hemos repetido que el perfeccionamiento de los sistemas de análisis de los Big Data y la implementación del Business Intelligence como parte integrante del modelo de negocio de la empresa será una revolución en el sector, si es que no lo está siendo ya.

Permitirá, entre otras, primas más exactas basadas en un mejor conocimiento del cliente y de su riesgo asociado, mejor conocimiento del fraude y por lo tanto mejora en su prevención, mejoras en las estrategias de vinculación con los clientes ( recompensas, bienvenidas, reducción de la caida de cartera…) etc..

Las herramientas analíticas mejoran día a día y profundizan, no solo en el análisis de los datos del pasado, sino en una predicción cada vez más acertada de lo que puede ocurrir en el futuro. Y esto, para el sector, tiene un valor incalculable.

Y no solo se mejoran los modelos predictivos sino que las capacidades de análisis permiten analizar interacciones entre modelos de clientes y seguir profundizando en la capacidad de personalizar el producto.

Sin olvidar, finalmente, que siendo el producto una parte fundamental de la estrategia de la correduría, todas las áreas de gestión se benefician directamente. Y compañías y corredurías deberán intercambiar sus conocimientos para, conjuntamente, ofrecer una mejor experiencia de cliente.

Conclusión: La correcta interpretación de un Big Data cada vez más complejo llevará a una personalización del producto tan afinada, que puede aportar una ventaja competitiva cuasi definitiva a las empresas que lo consigan

Conclusión final: El presente 2019 es un año de reafirmación de tendencias, reafirmación de la tecnología como palanca de la transformación del sector. Nuevos productos y servicios surgen de la innovación a la vez que nuevos riesgos. El cliente sigue en el centro de la atención de las empresas. El entorno es cada vez más competitivo y más exigente con las capacidades y habilidades de la mediación.

Deja un comentario