La analítica web : la importancia de “medir” en el mundo digital

Tenemos claro que una estrategia de marketing ya no tiene sentido si no incluye su vertiente digital. Las páginas webs y los blogs son una carta de presentación de cara a la audiencia, así como una forma de mantener el contacto para la fidelización. Sin embargo, de nada nos sirve nuestra estrategia si no sabemos medir en el mundo digital. Esto es, la analítica web.

la analítica web

En qué consiste medir en el mundo digital

Cuando se habla de la medición o de la importancia de medir en el mundo digital, se hace referencia a la analítica web. ¿Y qué quiere decir esto? Pues algo tan sencillo como valorar si nuestras acciones están logrando los objetivos que nos habíamos marcado. Si es posible controlar cualitativa y cuantitativamente nuestros resultados, podremos introducir las correcciones y mejoras necesarias.

Si dedicamos tiempo y dinero a la creación de una web y en mantenerla activa, es imprescindible que una parte de estos se destinen a medir los resultados que se obtienen. Para facilitarnos el trabajo, existen disponibles diferentes herramientas online orientadas a la misma finalidad.

Una de ellas es Google Analytics; probablemente la más popular de todas ellas para medir en el mundo digital. Cuando la utilizamos, es posible obtener una importante cantidad de información valiosa sobre nuestro negocio. La principal ventaja que ofrece es que es gratuita, posee una gran accesibilidad y se adapta a todo tipo de blogs y páginas webs, sin importar su nivel de complejidad.

Con este tipo de herramientas para medir en el mundo digital, realizamos un análisis cuantitativo y cualitativo. Con la información que se obtiene de la actividad de nuestro negocio mejoramos la experiencia online de nuestra audiencia. Al mismo tiempo, podremos introducir mejoras que nos conduzcan hacia nuestros objetivos.

Por qué debemos medir en el mundo digital

Al que algo quiere, algo le cuesta. Sin embargo, con las herramientas para medir en el mundo digital nos cuesta un poco menos. Si tenemos claro dónde queremos llegar, progresar será más sencillo con la analítica web.

Obtenemos información sobre las acciones de la audiencia

Todos los movimientos que se realizan en nuestra página web pueden ser controlados para obtener patrones. De este modo, podremos conocer qué enlaces son los más visitados, qué productos tienen más éxito, el tiempo de permanencia, etc.

Si podemos conocer qué es lo que le interesa a nuestros clientes potenciales, podemos adaptar nuestra página web a lo que buscan. Así, aumentaremos las visitas, los leads y muy probablemente nuestras ventas.

Permite establecer objetivos concretos

Al medir en el entorno digital tenemos la posibilidad de establecer objetivos muy concretos. Por ejemplo, podemos poner un número determinado de visitas y verificar si nuestras acciones encaminadas a atraerlas han dado resultados. Otros objetivos pueden ser las nuevas sesiones, la duración media de estas, etc.

Podemos segmentar los resultados

Otra de las ventajas de medir en el mundo digital es que podemos segmentar los datos que obtenemos. Si nos interesa conocer nuestra actividad en una zona geográfica determinada, las características de un cliente o el éxito de nuestros canales de marketing, la analítica web nos puede ayudar.

Como vemos, medir en el mundo digital va más allá de la obtención de unas estadísticas. Se trata de información muy valiosa sobre nuestros clientes y sus acciones que nos indica el camino a seguir para mejorar nuestra relación con ellos.

Deja un comentario