Bitcoins o criptomonedas: ¿cómo se aplican al marketing?

El sistema de las bitcoins consiste en utilizar las llamadas criptomonedas virtuales para realizar una compra-venta u otro tipo de transacción. Basadas en la tecnología de los blockchains, están transformando el mundo digital. ¿Cómo podemos incorporarlas al marketing?

Qué son las bitcoins

El término bitcoins o criptomonedas es bastante moderno. Nació en 2009, y aunque no sabemos quién es su creador, quien desarrolló la idea se conoce como Satoshi Nakamoto. Como hemos dicho, se relaciona con la tecnología del blockchain. ¿Y qué es esta? Pues datos que son accesibles para diferentes personas a la vez y que se utilizan como un registro para transacciones de todo tipo. Entre ellas se incluyen las operaciones de compra-venta.

bitcoins

Cuando utilizamos las bitcoins obtenemos la seguridad de que nuestras transacciones van a quedarse registradas en el sistema. Además, la modificación de estas es prácticamente imposible. Para evitar que se pueda utiliza el popular “copia y pega” de Internet, el blockchain hace de respaldo.

De este modo, a diferencia de las transacciones populares que utilizan a una entidad bancaria como protección e intermediario, con las bitcoins es posible prescindir de ellas. Se utiliza el sistema P2P (Peer-to-Peer), y nos ahorramos así terceras personas y el pago de una comisión. En otras palabras, es un sistema descentralizado. Diversas empresas se han atrevido ya a incorporarlo en sus transacciones.

Cómo funcionan las bitcoins

Una operación con bitcoins puede realizarse tanto en una plataforma con un código abierto para acceder o con alguna aplicación que incluya la opción de la compra-venta. Es el mismo funcionamiento que cualquier forma de pago online, pero en este caso, la operación puede realizarse de forma anónima.

Cuando se realiza la compra-venta, se envía la transacción junto a las de otros usuarios que estén aún pendientes de procesarse. Forman así un bloque que llega a los chips o a los ordenadores que se encargan de verificar los datos con cálculos matemáticos. Se les llama mineros y son los que confirman que la transacción se ha realizado con éxito.

Y he aquí la clave de las bitcoins y el sistema blockchain. No es únicamente un ordenador quien valida, sino todos los que han recibido la información en bloque, a través de una especie de consenso.

Cuando el resultado obtenido es el mismo para todos, la transacción se da por válida y se pasa el sellado con un hash criptográfico. Este se envía a la dirección de destino, en la que el usuario recibe su transacción. Al guardarse un registro de todos los bloques, se verifica que los bitcoins no se han utilizado más de una vez.

Las criptomonedas en el marketing digital

El cada vez más popular uso de las bitcoins hace que la estrategia de marketing deba adaptarse. Cuando la tecnología avanza, solo podemos adaptarnos a ella. De este modo, surge el criptomarketing, que consiste en hacer que este nuevo sistema se convierta en una ventaja para las empresas y los usuarios. Así, habrá que convencer a inversores y compradores para apostar por este sistema.

Puesto que la desconfianza hacia las transacciones en Internet es aún una realidad, aparece también la figura del asesor de bitcoins. Estos se encargarán de aportar toda la información necesaria, así como las ventajas de esta tecnología.

El futuro es digital y más pronto que tarde, empresas y usuarios se adaptarán a las nuevas oportunidades que nos brinda la tecnología. Un sistema que, aunque desconocido, resulta más seguro y con menores costes que los tradicionales.

Deja un comentario