Sistemas ERP: usos y características

Los sistemas ERP son un software para empresas que permite la planificación de los recursos y automatiza su parte operativa. Puede aplicarse a todos los departamentos que la componen, por lo que facilita en gran medida las tareas y aumenta la productividad. ¿Cuáles son sus características?

sistemas ERP

En qué consisten los sistemas ERP

Las siglas ERP equivalen a Enterprise Resource Planning, que puede traducirse como Planificación de Recursos Empresariales. Son, por tanto, una serie de aplicaciones integradas de software, cuya finalidad es automatizar las actividades operativas que realiza una empresa con frecuencia.

De este modo, podemos centralizar toda la información de aquella en un mismo punto y facilitar las tareas relativas a distintas áreas. Como por ejemplo la atención al cliente, la logística, compras, marketing, finanzas y recursos humanos, entre otras.

Existen además paquetes de sistemas ERP adaptados a sectores concretos. Es el caso de Seg Elevia, una plataforma tecnológica en la nube específica para las corredurías de seguros. Con ella, es posible mejorar la gestión integral y la digitalización de la misma.

Se trata, además, de un software en la modalidad SaaS. Esto significa que las soluciones que ofrece no funcionan desde los servidores locales de la empresa, sino que el sistema en sí se administra desde la Nube. Lo que se adquieren son los derechos para utilizar el paquete.

Características de los sistemas ERP

Existen tres características fundamentales que definen a los sistemas ERP y son estas las que debemos buscar a la hora de decantarnos por uno de estos paquetes.

  • Integral. Todos los departamentos de una empresa deben poder comunicarse entre sí e intercambiar información durante los procesos que se realizan en la plataforma. La gestión de los mismos debe estar también integrada en los sistemas ERP para evitar duplicados y poder desarrollar las tareas de la manera más eficiente posible.
  • Modular. Los sistemas ERP deben adaptarse a las necesidades concretas de cada empresa y permitir la integración de las áreas específicas con las que esta cuente.
  • Adaptabilidad. Los procesos empresariales deben poder adaptarse también a la manera de trabajar de cada negocio, ya que este cuenta con sus propios parámetros y estándares. Los sistemas ERP deben ofrecer diferentes configuraciones.

Beneficios de utilizar este software

  • Mejora de la toma de decisiones. Al centralizar la información y estar disponible a tiempo real se agilizan los procesos y, por tanto, la toma de decisiones.
  • Optimización de la gestión. Al relacionar todas las áreas de una empresa entre sí dentro de una misma plataforma, mejoramos la eficiencia y la eficacia de las tareas que se desarrollan.
  • Aumento de la seguridad. Los sistemas ERP pueden restringir los accesos y englobar toda la información en un solo contenedor. El mantenimiento se vuelve también más sencillo al necesitar un único backup.
  • Escalabilidad. Los sistemas ERP de calidad deben poder evolucionar y ofrecer nuevos módulos a medida que una empresa crece. Las herramientas de gestión deben acompañar este desarrollo.
  • Mayor control. Todos los movimientos quedan registrados dentro del software, por lo que es posible realizar un seguimiento de los procesos.
  • Automatización. Para aumentar la productividad, se automatizan las tareas repetitivas, como la emisión de informes, seguimientos o comunicaciones, entre otras.

Los sistemas ERP nos permiten adaptarnos a la transformación digital en la que vivimos y mejora nuestra planificación de cara al futuro, ya que es posible anticiparse a los problemas. Con sus prestaciones, lograremos ser más flexibles y competitivos.

Deja un comentario