¿Qué es el SEM y cómo trabajar la publicidad en los buscadores?

La información disponible en Internet es cada vez mayor, ya que en esta nueva era, es imprescindible la presencia digital para poder competir. Esto hace que los buscadores deban introducir algoritmos de gran complejidad para determinar el orden en que aparecen las webs. Además del posicionamiento, existe también la posibilidad de anunciarse en dichos buscadores. Es el llamado Search Engine Marketing. Veamos ¿qué es el SEM?, ¿cuáles son sus ventajas y desventajas?

qué es el sem

En qué consiste el SEM o la publicidad en los buscadores

Para comprender cómo podemos aprovechar la publicidad en los buscadores, debemos ir por partes y primero saber en qué consiste exactamente el llamado SEM. Estas siglas se refieren al Search Engine Marketing, o lo que es lo mismo, el marketing en los buscadores.

Podemos entrever así, que de lo que estamos hablando es de aquellas campañas con anuncios de pago que aparecerán en los primeros puestos de los buscadores. No obstante, incluye también aquellas otras acciones que aunque no son de pago, forman parte del marketing.

Dicho de una manera más técnica, el SEM son todas las estrategias y herramientas de las que disponemos para optimizar la visibilidad de una página web en los buscadores. Como sabemos, la clave para que nos vean están en ocupar las primeras posiciones, y por eso es tan popular también el SEO o Search Engine Optimization.

En qué se diferencian el SEM y el SEO

Los resultados de las búsquedas de Google u otros buscadores nos muestran dos resultados diferenciados. Por un lado, encontramos aquellos que son naturales u orgánicos, y que aparecen en la zona central. Para determinar el orden de estos, se utilizan algoritmos cada vez más complejos. Puesto que la fórmula no se da a conocer, hay quienes se dedican específicamente al estudio de estas.

Algunos de los aspectos que se tienen en cuenta son la relevancia del contenido de una página web con respecto a la consulta determinada y la autoridad o enlaces existentes desde otras páginas y que le dan relevancia frente a otras. A este tipo de posicionamiento se le conoce como SEO, y queda dentro, por tanto, del SEM.

Pero además de estos resultados, encontramos otros que son de pago, y que son los que mencionábamos con anterioridad, y que son por los que se identifica realmente al SEM. Estos aparecen en la parte superior de la página y en un recuadro a la derecha. Este posicionamiento no es orgánico, sino que debemos pagar por los clics que se obtengan (PPC o pago por clic y CPC o coste por clic). Algunas de las soluciones de publicidad disponibles son Google Ads.

El SEM en las corredurías de seguros

Aunque el sector de las aseguradoras ha sido siempre popular por su poca flexibilidad, hoy en día los tiempos están cambiando. Ante las posibilidades que ofrece Internet y la elevada competencia, estas empresas han debido adaptarse y abrazar las operaciones en la red. Puesto que es allí donde se encuentra la mayoría de nuestro público objetivo, la presencia online es en la actualidad un requisito indispensable.

Además de la competencia, la oferta disponible en Internet es cada vez más alta, y al mismo tiempo, la fidelidad del cliente se ha ido reduciendo ante la facilidad para cambiar de una compañía a otra. La utilización del SEM como herramienta de marketing es una de las herramientas de las que disponemos para planificar nuestras campañas y lograr atraer a una audiencia mayor.

Entre las ventajas del SEM para una correduría de seguros podemos destacar las siguientes:

Mejora del posicionamiento

Dado que la competencia es elevada, es conveniente que nuestro nombre aparezca entre los primeros puestos. De este modo, aumentamos las posibilidades de ser vistos y tenidos en cuenta por los clientes potenciales.

Flexibilidad y rapidez

Una campaña de SEM con pagos por clic puede montarse en un solo día, por lo que aumentamos el tráfico rápidamente. Además, ofrece una configuración flexible que podemos adaptar a nuestro presupuesto. Esta incluye la posibilidad de segmentar geográficamente para facilitar el éxito de la campaña.

Fácil seguimiento

Las campañas SEM pueden medirse y cuantificarse a través de diversos parámetros, como el ROI o retorno de la inversión. Si el tráfico que logramos atraer es de calidad, aquel se verá incrementado notoriamente.

No obstante, también debemos tener presente que el SEM únicamente no tiene por qué garantizarnos el éxito. Las palabras clave específicas de la campaña deben ser las correctas, y las landing pages lo suficientemente persuasivas como para convencer al cliente. Mantener el buen posicionamiento de los anuncios puede implicar un desembolso constante, y además los resultados no siempre son perceptibles a corto plazo.

Cómo podemos optimizar la inversión en el SEM

Para cada problema existe una solución. Por ello, disponemos también de varias herramientas que nos ayudan a optimizar la inversión que hemos realizado. Además de AdWords, también tenemos a nuestra disposición Google Analytics, que nos servirá de gran ayuda para analizar las campañas en marcha y elegir aquellas que merezca la pena optimizar.

Algunas de las métricas disponibles son las de adquisición, como el coste por clic, el número total de estos o el porcentaje de rebote, y las de conversión, que incluyen los ingresos totales, el coste por transacción o el ROI o retorno de la inversión, entre otros parámetros. No solo valoraremos la evolución de la campaña de SEM, sino también la segmentación en diferentes dispositivos. Herramientas como Data Studio pueden ayudarnos con ello.

Una opción interesante para valorar el ROI es la de jerarquizar los anuncios por modelos de atribución. Google AdWords se centra en la última interacción, y esto puede no ser del todo preciso a la hora de determinar los anuncios de éxito. Al combinar diferentes modelos de interacción, podremos comparar no solo la última, sino también la primera interacción. En consecuencia, el ROI obtenido será más amplio y la valoración de los anuncios más objetiva, por lo que podremos centrarnos en optimizar aquellos de mejores resultados.

En conclusión, el SEM es una herramienta de gran utilidad para aumentar nuestra visibilidad en Internet y atraer a nuestro público objetivo. No obstante, debe ser gestionada correctamente y utilizarse como parte de un plan de marketing integrado, que será el que nos ayude a lograr los objetivos propuestos previamente.

Deja un comentario